El punto de partida de Joaquín de Fiore fue el esquema del tiempo de San Agustín que reconocía como punto de inflexión el nacimiento de Cristo.

Al esquema de las dos edades, la anterior a Cristo, que corresponde al reino del Padre cuando se levantó el Templo de Jerusalén. La posterior a Cristo, en la que éste prevaleció y se formó la Iglesia de Roma.

Joaquín de Fiore agregó la tercera edad, contemporánea a él y que corresponde al Espíritu Santo, en la cual la Iglesia y la humanidad atravesaría un proceso purificador propiciado por las órdenes mendicantes.

La presencia de San Francisco de Asís fue decisiva en esta interpretación.

San Francisco de Asís

San Francisco de Asís

La escuela de Chartres y la filosofía de la naturaleza

Juan de Salisbury escribió que Bernardo de Chartres solía compararnos a enanitos encaramados sobre los hombros de gigantes. Decía que veíamos más y más lejos que nuestros predecesores, no porque tuviéramos más aguda visión o mayor altura, sino porque las gigantescas proporciones de aquellos nos elevan y sostienen.

Advertisements